sábado, 2 de mayo de 2015

CUENTOS DESDE DENTRO

Seguro que habréis escuchado, escucharéis o estaréis a punto de escuchar el famoso dicho: “si no se entera, es muy pequeño/a”. Bien, pues ya podéis ir haciendo un ejercicio práctico: poneos las dos manos tapándoos las orejas o haciendo oídos sordos para que seáis vosotras/os los/as que contestéis “no, la que no me entero soy yo” o “no, lo que pasa es que lo que usted (ante todo educación) le dice, no le interesa”. Porque… sí que te escucha y esto es el primer paso para entender y aprender, además de trabajar otros aspectos como el reconocimiento de la voz, vocabulario, acercamiento a la realidad, relajación al escuchar, etc. (¡casi na!).


Por tanto no hay que perder tiempo y en cuanto que os notéis la barriguita, e incluso antes podéis estimular a vuestro bebé desde fuera con canciones, sentimientos felices que tengáis y sobre todo cuentos.
En mi caso y por casualidad (como siempre me ocurre cuando se trata de algo que me va a servir, esto es “de formación cuentacuentos”), encontré un cuento que me venía “al pelo” (cuando os hablé sobre el final de mi embarazo lo entenderéis). Que se llamaba y se llama “pequeño canguro ya es mayor”: 


Y este cuento era el que yo le leía, cada noche, antes de acostarme. De aquí también viene el nombre de Marsupi, ya que, por mucho que yo le leyese que se estaba mejor fuera, que se haría mayor al salir y que podía vivir grandes aventuras,  mi cangurito no quería salir de su marsupio y por eso, mi parto por inducción acabó en cesárea (pero ya entraré en detalles, en otro post, lo prometo).
Son muchos los cuentos que podemos encontrar para bebés en las librerías, tiendas de juguetes (con stand de cuentos, claro) y supermercados. Aquí os dejo algunas recomendaciones de cuentos, que he podido comprobar (en mis experiencias trabajando como maestra y cuentacuentos), que de verdad funcionan y logran sus objetivos:

También podéis encontrar algunos que sirven para estimular a los bebés desde el primer día a través  de sus colores, texturas y formas:


Y lo que yo siempre digo (y esto es consejo directo de maestra infantil modo on), aunque un cuento pueda parecer muy largo, complejo o poco atractivo, el secreto recae en cómo lo contamos, ese el modo de embaucar a los pequeños/as y conseguir aquello que nos propusimos al elegirlo.
Es muy importante leer a los más pequeños y estimularlos de esta forma, para que Etapas educativas más tardes, no les parezca una obligación si no un disfrute. Además si los cuentos son elegidos con cariño y sobre todo es así cómo los contáis, despertaréis y compartiréis momentos maravillosos (que siempre recordarán), y estas son de las pocas cosas que podemos regalar a nuestros/as hijos/as, los cuentos contdos desde dentro.

¿Tenéis algún cuento que le hayáis contado a vuestros/as pequeños/as para recomendarme?¿qué pensáis sobre la creencia de que los niños/as no entienden?
¡Muchas gracias, feliz puente de mayo a todos/as!